Esfera Pública

Por Elías Aguilar García

 

La elección presidencial hasta hace dos semanas estaba definida a favor de Hillary Clinton. Después de la filtración de una conversación que mostró a un Trump machista y vulgar, junto con las 12 denuncias de acoso que hicieron mujeres en contra del republicano, el panorama indicaba la debacle de la pretensión presidencial del magnate neoyorkino.

Sin embargo, la decisión de James Comey, director del FBI, de reabrir la investigación sobre el uso que hizo Clinton, cuando fue secretaria de Estado, de direcciones de e-mails personales y servidores de internet privados
–que está prohibido estrictamente, con el fin de evitar fugas de información, sobre todo de asuntos y temas clasificados y que se borren los mensajes–, dio un golpe a la campaña de la demócrata, al volcar el tema de la agenda mediática en torno a un asunto que no le es favorable.

El tema es relevante para determinar qué tan confiable es Hillary Clinton para ocupar puestos de alta responsabilidad. Ya se le ha criticado por no distinguir los temas de índole personal y aquellos que corresponden al Estado; por ejemplo, se le ha criticado que en algunas conferencias comentó temas que son considerados secretos sobre intervenciones en Siria.

Las tendencias electorales han resentido este cambio de tema, mostrando  una tendencia cada vez más cerrada, con un escenario parecido al del año 2000, cuando la elección la ganó George W. Bush con 271 votos electorales contra 266 de Al Gore, quien perdió pese a que ganó el voto popular.

En las encuestas nacionales se muestra una elección competida: en promedio favorecen a Hillary con 48.3% contra 45.5% de Trump, una diferencia de 2.8%. Pero si se toman las estimaciones que se hacen a partir de las encuestas en cada uno de los 50 estados de la Unión Americana, tenemos una mejor fotografía de las circunstancias, pues éstas son más confiables por tratarse de un sistema electoral indirecto.

Como recordarán, los electores votan (voto popular) el 8 de noviembre, y, simultáneamente, el colegio electoral de cada estado (voto electoral), compuesto por un determinado número de ciudadanos de acuerdo al peso de cada entidad, emite su voto, por lo general lo hacen de acuerdo al voto popular en cada uno de los estados, de tal manera que se le otorga al candidato ganador la totalidad de votos que representa cada estado hasta contabilizar 538 votos electorales que definen quién es el ganador de la elección presidencial.

A continuación, les comento cuatro sitios que estiman las probabilidades de triunfo de cada uno de los candidatos.

El sitio Five Thirty Eight confiere una probabilidad de triunfo de 64.2% a Clinton con 290 votos electorales y el 48.3% del voto popular; mientras que a Trump le confiere un 35.7% de probabilidad con 247 votos electorales y el 45.5% de voto popular. http://projects.fivethirtyeight.com/2016-election-forecast/

The New York Times estima una probabilidad del 84% a Clinton, con 268 votos electorales y 45.3% del voto popular; mientras que para Trump visibiliza un 16% de probabilidades con 157 votos electorales y 43.0% del voto popular. Y plantea 113 votos electorales en disputa en los estados con márgenes que no permiten determinar un seguro ganador. Destaca Florida con 29 votos electorales que le darían un tanque de oxígeno a Trump, por ejemplo. http://www.nytimes.com/interactive/2016/upshot/presidential-polls-forecast.html?_r=0

Real Clear Politics le da a Clinton 216 votos electorales y 46.6% de voto popular vs. 164 votos electorales y 44.4 % de voto popular para Trump, con 158 votos en disputa http://www.realclearpolitics.com/epolls/2016/president/us/general_election_trump_vs_clinton-5491.html

Huffingtonpost le confiere 98.4% de probabilidad a Clinton con 317 votos electorales contra 1.3% de probabilidad para Trump con 164 votos electorales, quedando 57 votos electorales en disputa. http://elections.huffingtonpost.com/2016/forecast/president

De acuerdo a las probabilidades de triunfo de cada uno de los candidatos por estado estimado por Five Thirty Eight, “calculamos que Hillary tiene 273 votos electorales de los estados con alta probabilidad de triunfo, contra 215 de Trump. Y quedarían 50 en disputa, con lo cual el mejor escenario para Trump sería que ganará en Nevada, Carolina del Norte y Florida, lo que le permitiría llegar a 265 votos electorales, insuficientes para llegar a la presidencia de los Estados Unidos”.

Sugiero que se mantengan informados sobre las tendencias electorales en los sitios que mostré en los párrafos anteriores y recomiendo que no pierdan de vista que las encuestas con tendencias generales pueden confundir el diagnóstico que hagan como analistas de la contienda de aquel país del martes 8 de noviembre.

foto1

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *