De acuerdo con una solicitud de información elaborada por 24 Horas Puebla al Tribunal Superior de Justicia de Puebla, de 202 casos registrados entre 2013 y 2018, sólo hay 17 sentencias por este delito.

Por: Guadalupe Juárez

Desde que en Puebla se tipificó el feminicidio como un delito, de los 202 casos reconocidos por las autoridades estatales, sólo en 8% de ellos los responsables recibieron una sentencia. 

De acuerdo con una solicitud de información elaborada por 24 Horas Puebla al Tribunal Superior de Justicia (TSJ), este informó que hay 17 sentencias por este delito desde 2013 –cuando se tipificó como delito grave en el estado– hasta 2018.

Los datos otorgados indican que en 2013 hubo cero sentencias, sin embargo, en ese año la Fiscalía General del Estado (FGE) reconoció 12 víctimas.

Al año siguiente, la FGE registró ocho feminicidios, no obstante, el TSJ reveló que tampoco obtuvieron ninguna sentencia en ese periodo.

Durante 2015 hubo tres sentencias por feminicidio, pero los asesinatos de este tipo se dispararon a 30 casos.

Para 2016, el TSJ dijo haber emitido nueve sentencias por dicho delito, no obstante, las muertes de mujeres tipificadas de esta forma fueron 27, es decir, apenas 30% de los incidentes fueron resueltos.

En 2017, la FGE reconoció que los feminicidios aumentaron a 77 víctimas –la cifra más alta en los últimos años–, en contraste, apenas hubo dos sentencias por este delito.

El año pasado se contabilizaron 48 víctimas, pero apenas fueron tres las sentencias que emitió el TSJ.

¿CUÁNDO SE CASTIGA EL FEMINICIDIO?

En noviembre de 2012, el Congreso local aprobó por unanimidad tipificar como delito grave el feminicidio, para diferenciar cuando el crimen se perpetra contra la víctima “por ser mujer”, con una pena de 30 a 50 años de prisión, con el fin de reducir la violencia de género, la cual habían detectado desde ese entonces ocurría con mayor frecuencia en los hogares.

De esa manera, determinaron que una mujer asesinada por celos extremos, que sufriera misoginia, violencia sexual, amenazas o acoso, tortura, por tratos crueles, inhumanos o degradantes, el crimen sería considerado feminicidio.

En la actualidad, la pena es de 40 a 60 años, de acuerdo con el Código Penal del Estado de Puebla, en el artículo 338, el cual establece que el delito de feminicidio lo comete quien prive de la vida a una mujer por razones de género, lo cual se considera cuando el agresor asesine por odio o aversión a las mujeres.

Asimismo, por celos extremos, antecedentes de violencia familiar, que se aproveche de una relación en vida con la víctima o que el cuerpo de la mujer sea expuesto o exhibido en un lugar público.

De igual forma, aumenta a 50 y 70 años de pena en caso de que la víctima estuviera embarazada.

VAN SEIS CASOS EN 2019

Aunque no es una cifra oficial, el Odesyr lleva un recuento de los probables feminicidios que ocurren en la entidad. Según la base de datos de la asociación, tan sólo este año han ocurrido seis casos.

El primero fue en Chietla, donde la víctima –de nombre Margarita N– tenía 65 años de edad; el segundo ocurrió en Zacatlán, la agredida –en calidad de desconocida– tenía 55 años; el tercero fue en Atlixco, cuyo nombre era Briza y tenía 21 años.

En Tehuacán fue el cuarto caso, con Michel, de 23 años; en Tepeaca ocurrió el quinto, y fue Nayeli N, de 28 años, mientras que el último también ocurrió en Tepeaca, con Verónica N, de 30 años de edad.