Que una revuelta se acerca en el Cabildo de un municipio serrano.

Que los regidores ya se pusieron de acuerdo para votar en contra, desde una joven mujer que busca ser candidata a diputada local por Movimiento Regeneración Nacional (Morena), hasta uno que otro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) inconforme con quien antes apoyaron porque, para variar, no cumplieron acuerdos.

Que el tema no es menor, algo así como 20 millones de peso. Uff, casi nada. Un “domingo” de un hermano de un presidente serrano, probablemente.

Que quiere, el presidente, se apruebe en la sesión de Cabildo, la compra de unos tres mil calentadores solares (tan populares en época electoral).

Que, en suma, la compra de los tres mil calentadores costará 20 millones de pesos; seis mil 660 pesos en promedio cada uno.

Que la molestia de los regidores obedece a que tales calentadores no irían a parar a quien más lo necesita, sino a operadores electorales listos para hacer el consabido uso político de los mismos.

Que la medida allanaría el camino de un hijo y un papá.

Que sólo unos pocos regidores votarán a favor de la compra, porque pertenecen al mismo grupo y partido político.

Que todo ocurrirá en este muy serrano municipio donde las nubes bajan a saludarte.

En mi próxima entrega le platico más detalles.

Por JÉSICA BALTAZARES

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *